Personajes

Aquí se pondrán todos los personajes que vayan apareciendo durante las partidas, para darle color y vida a la ciudad, los que son más importantes o destacados saldrán en la página de la Flor y Nata de Pádema.
Los he clasificado por la zona donde se mueven principalmente. ¡Anímate y crea algunos!

Los Puertos

Kupa el Gordo

Este tipo, maduro, sudoroso y entrado en carnes, es el propietario de un buen número de negocios del barrio de los puertos, nocturnos e ilegales casi todos, y situados en los alrededores de la Plaza del desengaño. Vive de noche, y es un poco paranoico. Le acompañan dos guardaespaldas, una de las cuales es una bella guerrera Noroepu, y siempre lleva la mano derecha oculta entre sus ropas, ocultando una potente arma de fuego, según se rumorea.
Llegó hace diez años a la ciudad, con una buena cantidad de oro cuyo origen nadie conoce, pero a juzgar por su actitud, dejó atrás peligrosos y vengativos enemigos. Pese a esta circunstancia, no se oculta, ni deja de recurrir a los servicios que sus negocios ofrecen, sobre todo a los más bizarros y sórdidos, el razonable argumento de querer comprobar la calidad de lo que ofrece a sus clientes.
Tiene varias casas en la ciudad, lo que le hace difícil de localizar, pero su favorita es una hermosa mansión en el barrio de los templos. No tiene familia ni amigos. Y prefiere los esclavos a los sirvientes en su casa.

Rompeolas

Dana Tarántula

Esta bella mujer es la dueña de un local de tatuajes en el barrio del Rompeolas, es una de las tatuadoras más prestigiosas de la ciudad. Muchas damas de alta alcurnia acuden a su local a tatuarse. La mayor parte de su cuerpo está adornada con coloridos tatuajes.

Ciudad Flotante

Cucaracho

Dueño y gerente del Kraken de hierro, un barco/club de peleas ilegales situado en la ciudad flotante.
Frases típicas suyas:
"Pero esto no es Pádema, amigo" (refiriéndose a la ciudad flotante)
"¿Sabes pelear? ¿si? Buscate un manager, y podrás pelear en mi barco, amigo"
"Esto no es el circo, amigo"

Los Gemelos

Dos bárbaros norteños de aspecto bastante rudo, que son exactamente iguales. Visten pieles, y van armados con sendas hachas de combate, con las que aparentemente se manejan con soltura. Trabajan para Cucaracho, siendo sus escoltas personales, de los que no se separa nunca.

El Antiguo

Moriantes

Pretor del consejo, y lugarteniente de Ulrik. Tiene a su cargo la parte este del Antiguo, algo menos problemática y más estable.

Urbo

Lugarteniente de Ulrik, encargado de salvaguardar los bienes del medio orco en la mitad oeste del Antiguo.
Desparecido durante la guerra entre las distintas bandas criminales, en la lucha para ostentar el poder del lado oeste del Antiguo, se le da por muerto.

Marv El Negro.

Este criminal, asesino y torturador ha estado al servicio de Urbo durante muchos años. Siempre vestía de negro. Aparentemente ha acompañado a su jefe en su misteriosa desaparición. Se le da por muerto también.

Lorenzo

Este jefe criminal, dirige uno de los distritos de la parte oeste del Antiguo. Es bastante atractivo, pero que no os confunda su impecable pelo, es un tipo despiadado y cruel.

Lerka Dienteputo

Otro jefe criminal al cargo de uno de los distritos de lado oeste del Antiguo. Es bajo, calvo y con barba, aunque está algo mayor, es duro como clavo en ataúd, y con un solo diente, su sonrisa atemoriza a los que le conocen bien. Se le saben tratos con Kupa.

Los Campamentos

Alia Goran propietario de la gran posada

Este hombre maduro, de unos cincuenta años y de considerable altura fue en su juventud un aventurero, llegando a lugares lejanos y siendo testigo de hechos maravillosos. Su cara y sus brazos muestran cicatrices como recuerdo de esa agitada época de su vida, si bien el músculo se torno grasa y hace mucho que la gran barriga asomó por debajo de los menguantes pectorales. Pero su voz sigue siendo la de un guerrero y cuando se pone furioso el instinto aconseja a los prudentes quitarse de su camino.
Parece un hombre simple, orgulloso del negocio que ha conseguido montar en 20 años, y siempre ocupado en alguna tarea propia de su oficio, pero muchos dicen que en realidad es un intrigante, y que proporciona información valiosa a quien se la compra. Y es que una posada tan grande y con tanto trasiego de extranjeros que por no necesitar el permiso de pernocta de la ciudad pasan desapercibidos, es un lugar perfecto tanto para urdir como para descubrir tramas.

Los Templos

Bussah El Matasanos

Alto, enjuto, delgado y algo cabezón, la gran cabeza calva, con una espesa barba que se extiende bajo la barbilla como la copa de una encina invertida, el pelo cano, los brazos y el pecho peludos, las orejas grandes y los ojos azules e inteligentes. Este es el aspecto de Bussah, medico del hospital de los pobres, y el mejor cirujano de la ciudad, de quien se dice que está a sueldo del gremio de los mendigos, pero que en realidad trabaja para el secreto gremio de los ladrones.
Es un hombre silencioso y discreto, rara vez habla, más bien se expresa con monosílabos, o musitando, o con resoplidos y bufidos.

Morethir

Sacerdote de Seth

General

El pequeño Yuda

Pícaro de 10 años , pelo negro y ojos verdes, muy inteligente y simpático, además de malhablado. Algo característico en su forma de hablar es que cecea, por ejemplo al decir ‘¡Baztardos!’
Pese a que no le faltan recursos para valerse por sí mismo, está acostumbrado a vivir bajo la protección de un adulto.
Su último ‘socio’ como el lo llama, un anciano músico, falleció hace una semana, en la triste habitación de la posada ‘El Sargazo’, en la Plaza del Desengaño.
Antes de es estuvo cuidando y dejándose cuidar por el viejo 5 años, por lo que ahora se encuentra triste y algo asustado. Aunque no lo reconocería ni bajo tormento.
Pese a los intentos del anciano maestro por enseñarle el oficio, ha demostrado no tener ningún talento musical, solo una graciosa voz ronca incapaz de afinar una sola nota al cantar.
Por otra parte, para enterarse de lo que se cuece en la calle, saber quien es quien, y conocer escondrijos y caminos secretos tiene una facilidad sorprendente, y tras su rostro de niño de diez años acecha la mirada de un negociador duro como una roca. Si sobrevive a los duros años que le esperan en la calle y no se tuerce, llegará lejos.
Desde hace dos semanas se le ha visto en compañía de un Noble caído en desgracia.

La Loba

Esta bella amazona, es la dueña y lider de un pequeño grupo de mercenarios. No reside en Padema ni se le ha visto mucho por allí, pero alguna vez ha entrado en la ciudad a realizar algún encargo y de paso divertirse en alguna taberna hasta altas horas de la noche. Su equipo está formado por no más de 10 hombres, y las misiones en las que está especializado son las de infiltración, robo y espionaje. Sus honorarios son elevados.

El Guapo

No se podría haber escogido un mote más inapropiado para este tipo. De estatura mediana, y porte normal, tiene la cara fea como la de un demonio. Alargadas y flacas las facciones, su piel apergaminada, se extiende tensa sobre los huesos del cráneo, descubriendo la forma de su calavera.
Además tiene dos o tres verrugas. Por si esto fuera poco, tiene un cómico frenillo al hablar, una voz y tono impertinentes y desagradables.
Estos defectos intenta compensar adornándose con joyas y ropas elegantes, y yendo siempre impecablemente limpio y perfumado.
Es un buscavidas, un fanfarrón, que dice a quien le quiere escuchar que tiene muy buenos amigos en el Barrio Antiguo, insinuando disfrutar de la mistad del propio Ulrik y estar al servicio de ‘Los Mil Oidos’ el supuesto cuerpo de espías del medio Orco, que para muchos es sólo una Leyenda Urbana

Vinagretti

Sargento veterano del cuerpo de Vigilantes, destinado normalmente en la puerta sur. Popular entre los comerciantes habituales que pasan por la puerta, por su avinagrado humor, vagancia, y facilidad para el escaqueo. Nadie sabe como ni cuando consiguió su cargo, ni que favores le deben los jefes, para que continúe en el puesto.

Tony el Barquero

Este barquero pasa más tiempo en su barca que en su casa, conoce todos los canales y el tráfico. Por 200 monedas de plata, llevará lo que sea a donde sea sin hacer preguntas. No soporta a su mujer.

Yilia Gorane

otro cazarrecompensas, de 28 años, bien parecido y discreto, se gana la vida con ese innoble oficio, pero consiguiendo no contaminarse. Muy efectivo, hasta ahora sólo se ha dedicado a casos menores. Esta enamorado y proyectando casarse con su novia, Naame, para lo que ambos están ahorrando con oa intención de comprar una casa.
Su buena fortuna sufrió un reves cuando tratando de capturar a una fugitiva de la justicia, resultó gravemente herido, perdiendo un ojo.

Maya el Sucio

Cazarrecompensas de 43 años, alto, albino, bastante listo y hábil en su trabajo, aunque está un poco mal de la cabeza. Sus métodos son brutales, y se le suponen contactos con el crimen organizado, además de haberse visto envuelto en algunos asesinatos.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License