Los Puertos

Visión general

En este barrio, durante el dia funcionan las industrias astilleras, las lonjas y los almacenes; en general todas las actividades económicas relacionadas con los barcos.
Pero también durante las horas nocturnas presenta una gran actividad, la del peligroso y sórdido submundo de los alrededores de la plaza del Desengaño.

Mapas

Habitantes

El pequeño Yuda, un pícaro, que anda viviendo en la calle últimamente.
El Guapo’, un buscavidas que afirma tener amigos importantes en la organización de Ulrik, siempre anda fisgoneando.
Kupa, el empresario poseedor de muchos de los locales nocturnos del barrio

Tabla de Encuentros

Una vez cada hora debemos hacer una tirada en la tabla de encuentros para determinar si tenemos un encuentro relevante o no. Se supone que nos cruzamos con gente por la calle, pero que nos resulta y a la que le resultamos indiferentes. Si el resultado de esta tirada indica un encuentro, haremos otra tirada en la tabla de tipo de encuentro para definir el tipo de gente con los que interactuamos. Después, todavía una tercera tirada para determinar la reacción de otro grupo, basándonos en la suma de los modificadores a la reacción del grupo, mas la diferencia numérica con el otro grupo.
La actitud varía en función del tipo de gente que nos encontramos; con gente de los bajos fondos una tirada negativa será un atraco, intento de robo o timo, o un poco de escándalo. Con la gente honrada, la tirada negativa puede hacer que llamen a la guardia, nos confundan con delincuentes, o que huyan del grupo.
Con las patrullas de la guardia pueden pedirnos el alto, registrarnos, exigirnos los permisos, o en el caso de los cazarrecompensas atacarnos por error.
Los juerguistas empezarán una pelea, si la reacción es mala, o entablarán amistad si es buena.
Las reacciones de las categorías especiales seguirán la misma lógica.

Encuentro Dia Noche
Posibilidad de Encuentro-cada hora (%) 40-60 30-15
Tipo de encuentro Dia Noche
Bajos Fondos
Pícaros 2d6-1 01-05 01-05
Bribones 1d6 06-10 06-15
Matones 1d6/2 11-13 16-20
Mendigos 1d6/2 13-16 21-25
Ladrones por los tejados 17 26-30
Prostituto / Prostituta callejeros 18-19 31-39
Timadores 20 40
Gente Honrada
Esclavo 21-25 -
Nómada 26-30 41-42
Sirvientes 1d6 31-40 -
Ciudadano /a * 41-45 43-44
Ciudadano robado 46-47 45-49
Ciudadano herido 48 50-52
Cadáver 49 53
Hidalgo 50-52 54
Comerciante 53-55 55
Marineros 1d6 56-58 -
Vendedor de gangas ambulante 59 -
Sacerdote 60 57
Gente Armada
Patrulla de la guardia 61-70 58-68
Guardias de permiso1d6/2 71-72 -
Caza-recompensas 73-75 69
Caballero /Amazona 1-3 76-80 70
Juerguistas
Borrachos 1d6 81-89 71-87
Loco 90 88-89
Nobles de Juerga 1d6+1 91-94 90-94
Gente especial
Enanos **2 95 -
Gran Mercader 96 95
Noble o Dignatario en asunto privado 97 96-99
Fiscal con escolta en misión oficial 98 -
Pretor con su escolta en misión oficial 99 -
Celebridad o conocido 00 00

*Los ciudadanos son la gente normal, entre los que encontraremos estudiantes, artesanos, mensajeros, músicos, funcionarios, soldados sin empleo, y otras personas normales
**Sólo cuando proceda

La guardia: La Escuadra del Puerto

Este es el nombre que recibe el grupo de hombres armados que velan por la ley y el orden en este barrio. Aunque verdaderamente sólo se dedican con diligencia a vigilar las lonjas, los astilleros y los almacenes, manteniendo una discreta tolerancia con las actividades ilegales de la plaza del Desengaño.

Una patrulla consiste en 6 hombres/mujeres todos ellos con un silbato al cuello para dar la alarma. 3 de ellos portarán ballestas y los otros 3 lanzas. Además, uno de estos últimos llevará un perro.

Tabernas, mesones, posadas y demas locales

Taberna del cebolleta

Esta pequeña taberna situada en la plaza del desengaño se mantiene abierta siempre, pues su propietario se hartó de que le robasen cada vez que cerraba el negocio. El y sus dos empleados, dos nómadas se turnan en la barra.
Son un poco guarros en su oficio y desconfiados en el trato, pero honrados en el fondo.

Comercios

Lugares de interés y edificios importantes

Las Dársenas

Aquí es donde atracan los barcos que llegan a la ciudad. Son admirables y larguísimas construcciones de piedra y madera lo bastante anchas como para permitirle paso de carros para el transporte de mercancías. Además hay grandes grúas para descargar los barcos. Sólo se permite el acceso a personal autorizado por la escuadra del puerto (por evitar atascos mas que nada) y por la noche permanecen cerradas y vigiladas por patrullas.

Los Astilleros

Aprovechando la playa que se forma en este barrio se han construido estos astilleros, dedicados a la construcción y reparación de barcos, recibiendo encargos de la marina mercante y militar por igual. Algunos de los más grandes y legendarios navíos de la marina imperial han sido botados aquí.
En la parte de los astilleros que dan al canal del puerto abundan las posadas baratas y deprimentes aunque legales. La mayor parte de los marinos extranjeros que pernoctan en la ciudad lo hacen aquí, por lo que es normal encontrarse con algunos volviendo a dormir después de una buena juerga.

Los Almacenes

Esta zona registra una actividad febril por el dia y una calma total durante la noche, a excepción de las patrullas de la escuadra del puerto,.

La plaza del desengaño y calles adyacentes

Esta zona presenta dos caras bien diferentes. Durante las horas diurnas es tranquila y sin apenas actividad, pero por la noche se transforma, debido a que aquí se encuentran los locales nocturnos - 10-31 - de este barrio. Locales infectos, prostitución callejera, viandantes siniestros, y posadas de calidad ínfima y de clientela sospechosa. Es en éste edificante ambiente donde aprovechan para ocultarse los fumaderos de hierba remota.
También en éste área es donde se proporciona prostitución infantil y otros servicios aún más sórdidos y terribles.
Una zona peligrosa, por la que no conviene circular despacio, ni desarmado, ni mostrar curiosidad por los demás viandantes en las horas nocturnas.

Los Fumaderos

Son negocios sorprendentemente lujosos y elegantes una vez se accede al interior, porque se ubican en edificios y almacenes aparentemente deshabitados, a los que se accede por medio de una contraseña. Algunos de los nombres más notorios de la ciudad son usuarios de éstos servicios, lo que explica lo boyante y lo impune de este negocio.

Las Tres Lonjas

Tres grandiosos edificios entre los astilleros y los almacenes son el corazón financiero de la ciudad y acaso del imperio. Durante el dia acuden los más importantes mercaderes y se cierran tratos que afectan a todo el continente raabio y aún más allá. En ningún otro lugar del imperio se hacen negocios tan relevantes y se hacen las grandes fortunas aún más grandes. Originariamente eran tres lonjas dedicadas al pescado, a la compra y venta de embarcaciones y al intercambio de mercancías, respectivamente, por lo que se las llamó La Lonja del Pez, La Lonja del Barco, y La Lonja del Oro.

Para participar en las pujas es necesario registrarse como Gran Comerciante, comprando un Asiento en una de las Tres Lonjas, compañías mercantiles que compiten entre ellas para conseguir las mejores ofertas y demandas.
En total, son un centenar largo de Asientos, y adquirir uno reporta grandes privilegios sociales, pues los mercaderes son una suerte de nueva aristocracia en Padema.
El precio de un asiento, que queda libre por la muerte o la renuncia de su anterior ocupante, no tiene un precio establecido. Dado que adquirir la ciudadanía cuesta 20000 monedas y representa el NS 1, y que el Nivel de Gran Comerciante es el 4º, podemos presumir que las cantidades son de seis cifras…
No obstante existe un pacto de silencio por el cual ninguno de los poseedores de este privilegio revela nunca el precio pagado.

Ciudad flotante

En una zona no utilizada del puerto cerca de la orilla del Antiguo y de la isla de los leprosos, se agrupan unos 25 barcos, la mayor parte de ellos panzudos, antiguos, semihundidos o incapaces de navegar. Se puede transitar por las cubiertas, pasando por la borda de un barco a otro. Los barcos más viejos llevan más de cien años aquí, están como soldados unos a otros, siendo imposible distinguir donde empieza uno y acaba el otro, y algunos de los caminos usados para moverse por esta ciudad flotante son en apariencia indistinguibles de las calles de suelo firme, de no ser por el piso de tablas de madera.
Edificios construidos en éste material, de varias alturas, se alzan a los lados de estos callejones de y albergan casas de juego, burdeles, posadas de ínfima reputación y viviendas. Las bodegas de los barcos también están habitadas, algunas son almacenes, otras son atravesadas por túneles que se usan para circular, otras albergan los mas repugnantes negocios de la carne y la sangre. También hay algunas que están total o parcialmente inundadas.
Hay multitud de embarcaderos rodeándola, lo que es muy conveniente para ir y venir del lugar discretamente. Sólo es accesible por barca.
Existe un vacío legal sobre la jurisdicción de esta zona, dado que la policía de aguas, Los Mil Ojos, y la Escuadra del puerto mantienen una disputa en el consejo de la ciudad por conseguirla. Por esto, en la práctica es una ciudad sin ley.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License